y ahora…que?

Hola, espero que estés muy bien! En el artículo anterior te contaba de la angustia de una suscripta como tú (Silvia) a este método para adelgazar definitivamente.

Como respuesta a una consulta de otra suscripta, de porqué hago esto de compartir más material para adelgazar, es, en primer lugar, mi manera de decirte gracias por haberte animado a cambiar y mejorarte. Quiero, realmente, que tengas éxito, y por eso, como te dije al principio de este método, pongo todo de mí. En este caso, mi experiencia también con el paso de los meses, los años, y las personas a las que he logrado ayudar para que obtengan su meta de adelgazar y luego se mantengan en su peso deseado, sin esfuerzo.

En el caso de Silvia, como también en la de todas/os los tienen miedo de abandonar el método, debes tener en cuenta que no obtendrás otra cosa que un resultado: ya sea que hayas logrado bajar de peso en estos días y sientas que estás súper encaminado para continuar, o que piensas que sin un acompañamiento no lo lograrás, o que fracasará como tantas otras veces, lo que obtengas no será otra cosa que el resultado de tus acciones, de tus pensamientos y de tus creencias. Es decir, de tu “programación”.

Mira la situación desde este lugar: no eres gorda o gordo, eres una persona que HOY tiene sobrepeso. Y cuidado, que puede parecer un juego de palabras, pero que tiene un efecto PODEROSÍSIMO a nivel mental. Por ejemplo, si te dices a ti que eres gorda/o, entonces te estás diciendo que no tienes cambio. Es así y listo, de la misma forma que eres, por ejemplo, alta o baja, mujer u hombre. Sin embargo si te dices “hoy tengo exceso de peso” entonces, a nivel mental, estás comunicándote que es algo que puedes cambiar. Tan fácilmente como cambiando los hábitos, las acciones, las creencias, que te llevaron a obtener este resultado presente. No hay nada que puedas hacer o dejar de hacer para DEJAR de ser alta o baja, pero sí hay un montón de cosas que puedes DEJAR de hacer (o EMPEZAR a hacer) para no tener más exceso de peso. O, dicho de modo positivo, para empezar a tener el peso que deseas.

Pero esto vamos a armar un plan concreto que nos permita, teniendo en cuenta qué tipo de obstáculos habrá en nuestro camino, ser previsoras/es y sortearlos, o, al menos, saber cómo solucionarlos si se presentan.

Por ejemplo, supongamos que emprendemos un viaje y sabemos que habrá un tramo largo que tendremos que recorrer a través del desierto. Sabemos, desde antes de partir, y con certeza, que habrá momentos en los que el motor de nuestro auto va a levantar temperatura. Por eso es que vamos a llevar agua destilada extra, en un bidón, para irle poniendo a medida que avanzamos hacia nuestra meta, y así, evitar que el auto se rompa y quede a medio camino. Pero también, además de la certeza que habrá un tramo difícil, también tenemos que prever que podrán sucederse situaciones como pinchaduras, incendios de motor, etc. No tenemos la certeza que sucederán, pero, como el desierto es muy caliente, es normal que se revienten neumáticos o que se prenda fuego el motor. Por eso, vamos a tener dos elementos más en nuestro previsor baúl: un auxilio para la rueda, y un matafuegos.

Lo mismo vamos a hacer los próximos días, cuando continúes planeando, si así lo deseas, tu camino sencillo, directo y rápido a los cambios físicos y mentales que deseas, y que deseaste desde el mismo momento en que empezaste este método para adelgazar.

En el próximo artículo, hablaremos contigo (en realidad, con los varios “tú” que tienes dentro) y veremos si realmente quieres adelgazar o no. Y así, sabiendo si habrá obstáculos o no, podremos armar un “baúl” acorde a los problemas que se presentarán en tu camino al éxito. Y luego, te contaré cuál es el “matafuegos” más eficiente que conozco y que me permitió ayudar a otras personas como tú a sortear los problemas que se presentaron cuando quisimos adelgazar. Y podrás elegir si también quieres este matafuegos para tu propia travesía.

Espero tus comentarios!

Gracias por estar del otro lado!

Cariños!!

Sofía

Facebook