Mi experiencia y…

Hace unos días asistí invitada a una conferencia
que me dejó impresionada. Desde muchos lugares,
como vas a ver continuación…

Es que, aún cuando hace mucho que hago lo que
hago, me siguen sorprendiendo las personas…

La conferencia la daba uno de los sobrevivientes
de la llamada “Tragedia de los Andes”. Seguramente,
si viste la película “Viven” sabes de qué estoy
hablando…

En las condiciones más extremas, donde es prácticamente imposible la super-vivencia, estos chicos (porque eran
muy jóvenes) se aferraron a la vida de una forma EXTRA-ORDINARIA…

…Y no sólo vivieron para contar al mundo la
prueba terrible que el destino les había colocado en
su camino…

…Sino que aún lo siguen haciendo, para impactar a
muchas y más generaciones…

Quiero que veamos cómo, lo que contó Strauch (así se llama
este sobreviviente) tiene mucho que ver con nosotras/os,
con nuestros “viejos hábitos” y con la forma en que
“enfrentamos” la vida…

Y verás que tiene mucho, muchísimo que ver con el tema
de “adelgazar definitivamente”…Aunque, obviamente,
también lo excede!

Lo primero que me sorprendió mucho es que, luego de haber
pasado esta experiencia única y milagrosa, Strauch
dijo que “veía la vida desde una perspectiva diferente”
y que valoraba lo importante…lo realmente importante:
la familia, lo trascendente, los afectos…

Sin embargo, con el pasar de los años y la “rutina”,
teniendo mucho éxito como arquitecto, se vio “envuelto”
por “la trampa del mundo”: trabajaba cada día más.

Incluso sábados, domingos y hasta para Navidad!

Hasta que un día, notó como “había vuelvo a perder el
rumbo”. De algún modo, perderse en la montaña lo había
“encontrando consigo”. Y ahora, necesita reencontrarse
de nuevo…

Así que volvió a la montaña…

Se haría muy largo contar como sigue sus testimonio…

Por hoy basta lo dicho para que nos sirva a ti y a mí
para darnos cuenta de muchas cosas:

  • qué es lo verdaderamente importante, lo que sabemos que
    es esencial y sin lo cual, realmente, no podríamos vivir!
  • cómo él y los demás sobrevivientes, aún habiendo vivido
    esta experiencia terrible, durante 2 meses y medio expuestos
    al frío extremo, sobreviviendo con nada, estando al borde de
    la muerte y viviendo la de sus amigos y seres queridos…
  • con sed, hambre y frío absoluto….
  • aún así, cuando volvieron a “la rutina” perdieron de vista
    “lo verdaderamente importante” que ya habían descubierto…
Imagínate SI lo que una experiencia así deja en el cuerpo y el
alma (y la mente) de alguien…Y sin embargo, la rutina
mundana aún puede más…Entonces: qué queda para nosotros, que no
vivimos nada de esto?


Mi opinión es que, tú y yo, tanto como él, NECESITAMOS SÍ O SÍ
motivarnos siempre. Estar prácticamente cada día de nuestras
vidas en este mundo “enfocados” en lo importante…

 

Y así será mucho más sencillo evitar caer en las trampas de
la rutina y el “ruido del mundo”.

Tenemos que ir cada tanto a “nuestra montaña” para
re-encontrarnos. Para saber qué queremos…y como saber cual es?

Lo veremos en una próxima nota!

Si quieres comenzar esto hoy, ingresa a mi Programa completo de 10 días para bajar de peso aquí


One Response to “Mi experiencia y…”

  1. martha cecilia angarita
    5 diciembre 2015 at 7:15 am #

    Estoy interesada en bajar de peso y es stress. G

Leave a Reply

Facebook