Dietas, mentiras y ejercicios

Cuántas cosas hemos escuchado sobre dietas, perder peso y demás?

Todos los días encontrarás estudios nuevos que justifican y exigen que lleves una vida más sana, ordenada y que, por supuesto, bajes de peso…pero…¿qué es una vida más sana?

¡Allí empiezan las discusiones! Algunos dicen que comer chocolate es sano porque ayuda al corazón, al colesterol bueno, y a la alegría interna necesaria para afrontar cualquier tipo de plan que tenga por finalidad bajar de peso.

Otros dicen que eso te hace engordar, que sólo hay que comer verduras, porque la carne roja libera en los intestinos bacterias determinadas que producen, a la larga, enfermedades que influyen en la retención de líquidos y grasas en el cuerpo.

Otros te dicen que las dietas protéicas son lo mejor y bajas muchísimo en las primeras semanas. (y que pasa cuando cambias de dieta… ya te lo puedes imaginar…)

Otros afirman que hay que hacer 60 minutos de ejercicio intenso, 3 veces por semana. Otros dicen que con sólo 30 minutos bastaría.

Y así, cada uno, te ofrece su receta mágica para que pierdas las libras que tanto te molestan a ti. Y después te ofrecen sus pastillas y operaciones…

Ahora, tú ves pasar los días, y los estudios, y lo único que adelgaza es el tamaño de tu billetera, porque, definitivamente, mientras más dinero gastas en ellos, más gorda/o estás (a la corta, a la larga). Unos gramos más este mes, y sumados a los de los meses anteriores, te empiezas a ver cada vez más ancha/o en el espejo de tu vestidor, y los talles de tus ropas empiezan a ser más incómodos, hasta que tomas la decisión que deberías haber tomado hace mucho tiempo:

 

- Esto se acabó! Voy a cambiar esta ropa por un talle mayor!

No, era un chiste! La decisión correcta y saludable (no sólo para lo físico, sino también para lo mental-psicológico e incluso espiritual) debe ser:

- Voy a tener el cuerpo que quiero, pesando lo que debería pesar de acuerdo a mis actividades…voy a consumir alimentos de modo ordenado, racional y teniendo en cuenta qué quiero lograr en mi vida.

Seamos honestas/os: todos sabemos que para adelgazar hay que cerrar la boca y usar las piernas. O, de modo más concreto, empezar a comer menos y a hacer más ejercicio. El problema no es la información (que hay mucha, aunque también muy engañosa y, a veces, fraudulenta) sino cómo hacer lo que sabemos que hay que hacer.

Una vez me decía una suscripta a mi método para adelgazar naturalmente que sentía que le habían dado un manual de inglés de tercer año.

- Está perfecto, el manual dice cómo se habla inglés en un nivel tres, pero yo necesito lo que viene antes, el nivel 0!!!

Me pareció una excelente comparación: ¿de qué te sirve que te digan cómo hacer algo si no sabes cómo hacer para hacerlo? Sí, parece un juego de palabras, pero solucionar esa encrucijada permite también obtener la meta…

Un sistema, un método que permita que todo el tiempo (incluso mientras duermes) seas capaz de acercarte más a tu objetivo es, definitivamente, un método efectivo y eficiente. Y, por supuesto, invaluable!

Afortunadamente, por los adelantos científicos en el campo de la mente, hoy tenemos a nuestra disposición sistemas y métodos que nos permiten trabajar a nivel interno, que es donde están las verdaderas causas de nuestro exceso de peso, para, arreglando “los circuitos” que están haciendo “corto-circuito”, seamos capaces de obtener la pérdida de peso que tanto ansiamos, de vernos en el espejo como realmente queremos ser, de usar la ropa que deseamos, de atraer a los demás de la forma que queremos…de sentirnos bien y plenas/os con nosotros, de sentirnos seguras, satisfechas, agradables, atractivas…de sentirnos bien!

Y si, a esto le podemos sumar la alegría de disfrutar (en lugar de sufrir) el proceso “de bajada”, entonces el círculo se completa.

Si te interesa saber como funciona este sistema ingresa ahora mismo   a este enlace, Clic aquí


One Response to “Dietas, mentiras y ejercicios”

  1. Maria de la Luz guzman Garcia
    22 febrero 2015 at 7:15 am #

    Mira Sofia NO ES QUE NO QUIERA TU PROGRAMA PERO CREO QUE ES INUTIL . SOYuna persona que np puede aser ejercicio. mi cadera esta atrofiada el femur isquierdo esta perforando mi cadera y yo estoy desesperada porque no tengo dinero para llevar una comida adecuada a mi problema pues todo me engorda asta el agua pues retengo liquido asi que es inutil andar gastando en bajar de peso si no puedo aser que mi cuerpo pierda grasa

Leave a Reply

Facebook